• Centro de Estudios Murciano de Opinión Pública

Blog

La encuesta preelectoral de las europeas se hace espacio en prensa

«Castigo a los grandes» así titula el Diario La Verdad de Murcia el artículo dedicado a los datos electorales extraídos de nuestra encuesta preelectoral  sobre las Elecciones Europeas 2014 en la Región de Murcia.

Reproducimos a continuación el artículo publicado 19/05/2014 en el Diario La Verdad de Murcia

Castigo a los Grandes

Las elecciones europeas supondrán un duro castigo para el PP y el PSOE en la Región de Murcia, aunque al primero, al menos, le queda el consuelo de que volverá a ganar los comicios, según una encuesta realizada por el Centro de Estudios Murcianos de Opinión Pública (Cemop) los pasados días 12 y 13 de mayo. De celebrarse ahora las elecciones, el PP ganaría en la Región de Murcia con un 48,6% de los votos, el PSOE obtendría el 20,6% y UPyD se situaría como tercera fuerza política regional con el 11,4%, mientras que IU lograría un 10,5% de la papeletas.

El sondeo confirma a PP y PSOE como las dos principales fuerzas políticas en la Región, pero revela el fuerte desgaste de ambas frente al avance de los partidos más pequeños: UPyD e IU multiplicarían por más de tres sus votos en la Región con respecto a las anteriores europeas, celebradas en 2009.

Los populares, liderados por su presidente regional, Ramón Luis Valcárcel, que aspira a ocupar un escaño en el Parlamento Europeo desde el puesto número seis de la candidatura del PP, se apuntarían un nuevo triunfo electoral en la Región, pero con el peor resultado en los últimos veinte años. Desde las elecciones generales de 1993, las primeras que ganaron claramente al PSOE en Murcia con un 47,3% de los votos, y que supusieron el inicio de la hegemonía popular, no habían registrado tan bajo porcentaje de apoyos en unos comicios.

A pesar de que el PP perdería casi la mitad de sus votantes de 2011, aún conserva con suficiencia el liderazgo político regional. Duplicaría al PSOE en intención directa de voto, el de los que afirman con seguridad que le darán su apoyo, y le aventajaría en las urnas en 28 puntos porcentuales en estimación de voto, la que se calcula tras tener en cuenta otros factores como abstención e indecisos. El retroceso popular se materializa en una bajada de 15,6 puntos con respecto a las últimas elecciones celebradas en la Región, las generales de 2011, y en 13,4 puntos en relación con las anteriores europeas.

El PSOE, según esta encuesta, sigue sin levantar cabeza. Es incapaz de aprovechar el retroceso popular e incluso acrecienta la pérdida de apoyos entre los murcianos, al esfumarse casi la mitad de su electorado natural. Si el 25 de mayo confirma el 20,6% de votos que el Cemop le atribuye, sería su peor resultado electoral en la Región en toda su historia, un registro que había quedado en el 20,9% que logró en las generales de 2011.

Ni Elena Valenciano, número uno de la candidatura socialista, ni los tres representantes murcianos en dicha lista, Isabel Casalduero (número 23), Emilio Ivars (46) y Rosa Peñalver (53), parecen haber activado el voto socialista en la Región.

En comparación con otras encuestas publicadas en los últimos días, que otorgan al PP en toda España entre el 32% y el 34% de los votos y al PSOE, entre el 29% y el 32%, los populares murcianos se situarían muy por encima de la media nacional de su partido, y lo socialistas muy por debajo del suyo.

Los beneficiarios del desencanto de los electores con el PP y el PSOE son UPyD, IU y el resto de pequeños partidos, varios de ellos surgidos durante la crisis y como respuesta al descontento social generado con los gobiernos de Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. En su conjunto, estas formaciones recibirían un tercio del total de los votos de los murcianos, encabezados por UPyD, con un 11,4%, y seguidos por IU, con un 10,5%, que recibirían un claro trasvase de votos de antiguos electores del PP y, sobre todo, del PSOE.

Con estos resultados, tanto la formación magenta como la coalición rojiverde se situarían en inmejorables condiciones para afrontar las elecciones locales y autonómicas del próximo año y tratar de incrementar su presencia institucional en la Región de Murcia.

La participación en la jornada electoral del 25M se situaría en el 45%, tres puntos menos que en las europeas de 2009, lo que confirmaría las previsiones sobre un aumento de la abstención, ya que al limitado interés que siempre han despertado los comicios europeos se uniría en esta cita el desafecto general hacia la actividad política. Esta circunstancia, en principio, al que menos perjudicaría es al PP, a causa de que es la formación con el índice de fidelidad de sus votantes más alto.

El Cemop, que dirigen los profesores de la Universidad de Murcia Ismael Crespo, Juan José García Escribano y Antonia Martínez, empleó una muestra de 700 personas para realizar la encuesta, cuyo trabajo de campo se llevó a cabo entre los días 12 y 13 de mayo a través de una encuesta telefónica.

Valoración de los cabezas de lista

Cañete es el más conocido y el que recibe mejor nota

La insatisfacción de los murcianos hacia la clase política se aprecia claramente en el epígrafe de la encuesta dedicado al conocimiento y valoración de los cabezas de lista del PP, PSOE, IU y UPyD, ya que todos reciben un suspenso.

El exministro Miguel Arias Cañete es el más conocido por los entrevistados, un 84% de los cuales contestan saber quien es. La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, es también reconocible para un alto porcentaje de murcianos (70%), y ya a mucha distancia se sitúan los números uno de las listas de IU, Willy Meyer (25,9%), y de UPyD, Francisco Sosa Wagner (13,7%).

Tanto Meyer como Sosa Wagner optan a la reelección, pero la actividad desarrollada hasta ahora por ambos en el Parlamento Europeo, donde el candidato de IU lleva dos legislatura y una el de UPyD, ha pasado casi desapercibida en la Región, dado el bajo nivel de conocimiento que existe de ellos.

En la valoración de los líderes de las candidaturas, ninguno pasa del aprobado. Arias Cañete es el mejor visto por los encuestados, ya que obtiene una nota media de 4,5, seguido por Sosa Wagner, con un 4,3. Los dos representantes de la opciones de izquierdas son los peor calificados: Willy Meyer con un 3,8 y Elena Valenciano con un 3,5.

La candidata socialista, que posee raíces murcianas -es nieta del eminente psiquiatra Luis Valenciano-, sale muy mal parada en los resultados del sondeo. No solo es la peor valorada por los murcianos, sino que también la suspenden los electores que votaron al PSOE en las generales de 2011, de los que recibe 4,9. No es la única a la que ni siquiera aprueban sus votantes. Le pasa lo mismo a Willy Meyer, a quien los electores de IU califican con una nota de 4,8.

Los mejor vistos por sus propios seguidores son Miguel Arias Cañete, que logra una puntuación media del 6,1 entre sus electores, y Sosa Wagner, que es valorado con un 5,4 por los encuestados que votaron a UPyD en los últimos comicios.

La valoración de los cabezas de lista según el recuerdo de lo que votaron los entrevistados en 2011 permite ver las preferencias de los electores hacia otros partidos distintos al suyo y, con ello, la dirección más probable en la transferencia de papeletas en el caso de que cambien el sentido del voto. Así, tras Arias Cañete, los electores populares a quien mejor valoran es al candidato de UPyD (4,4), mientras que los votantes socialistas prefieren antes al de IU (4,2) que al de UPyD (3,7).

Baja el interés por la cita electoral

Los hombres y los más jóvenes, los menos motivados

El estudio del Cemop analiza con detalle el interés y predisposición que la cita del 25M despierta entre los murcianos, de los que un 49,6% aseguran que irán a votar el próximo domingo «con toda seguridad». El porcentaje, aun no siendo muy alto, es superior en más de 6 puntos a los españoles que contestaron igual en la encuesta preelectoral publicada el mes pasado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

No obstante, estas respuestas no suelen reflejar lo que finalmente ocurre en las urnas, ya que «una de las cuestiones en la que los entrevistados suelen ser más remisos a manifestarse es respecto a su posible abstención», según indican los investigadores del Cemop. Un ejemplo de ello es lo ocurrido en las europeas de 2009. En la encuesta preelectoral realizada con motivo de dichos comicios, el 61% de los murcianos dijeron que irían a votar con toda seguridad, pero luego la participación real se quedó en un 48% de los electores censados.

La estimación que realiza el Cemop sobre el porcentaje de votantes que se registrará el próximo 25 de mayo es de un 45% en la Región de Murcia.

Entre hombres y mujeres apenas hay diferencias sobre la motivación que tienen para acercarse a las urnas, y solo entre los que afirman estar seguros de que no votarán se destacan los varones, con un 16%, frente al 14,3% de las féminas.

La diferencias son mayores cuando se analiza la variable de la edad. Los murcianos más jóvenes (entre 18 y 24 años) son los que albergan mayores dudas, ya que solo algo más de un tercio aseguran que irán a votar. Los porcentajes más elevados de electores convencidos con el cumplimiento de su derecho al sufragio se da entre los de más edad. Un 61% de los que se encuentran en la horquilla de 55 a 64 años afirman que irán a depositar el sobre en la urna el próximo domingo, mientras que entre los de más de 64 son un 54,4% los que dan la misma contestación.

Según el nivel de estudios, los que tienen un título de Formación Profesional y los que poseen una graduación universitaria son los más involucrados en el actual proceso electoral, ya que responden que irán a votar en un 57,1% y un 50,7%, respectivamente. Por contra, los murcianos con estudios secundarios y aquellos sin estudios oficiales son los más reacios a acudir al colegio electoral el 25M.

Los que realizan un trabajo doméstico no remunerado -amas de casa-, con un 58,5%, los jubilados (52,5%) y los parados (52,1%) expresan un interés por votar superior a la media regional, mientras que los niveles más bajos se encuentran entre los estudiantes (35,8%).

Por partidos políticos también se observan claras diferencias. Los que se decantaron por las candidaturas de IU y el PSOE en las elecciones generales de 2011 son los que ahora se muestran más convencidos de participar en los comicios europeos, con un 66% y un 64,2%. Los electores del PP confiesan más desinterés por la cita europea, ya que solo un 50,7% aseguran su voto, mientras que solo un 22% de los antiguos votantes de UPyD afirman tener la certeza de que votarán dentro de una semana.

Otro dato relevante de la encuesta es que la mayoría de los entrevistados (57%) afirman tener ya decidido el sentido de su voto, y también son mayoría (52%) los que opinan que lo normal es votar por el mismo partido en las elecciones europeas que en las generales, lo que da una idea de la lealtad de los electores murcianos hacia sus siglas políticas. En España, sin embargo, según la última encuesta del CIS, la opinión mayoritaria (43,3%) es la de que quienes creen que puede ser conveniente votar a un partido diferente al que se eligió hace tres años en las generales.

Cómo deciden el voto

Solo un 19,6% se fija en los temas europeos

La encuesta da la razón a los candidatos, que están centrando su campaña básicamente en debatir sobre la situación económica y social de España, más que sobre sus propuestas de política comunitaria. Tanto en la Región de Murcia, según el Cemop, como en España, según el CIS, el mayor número de los entrevistados (64,9% y 67,1%, respectivamente) señala que tendrá en cuenta los temas propios de la política española a la hora de decidir su voto.

En el caso de la Región, solo un 19,6% de los encuestados considera que valorará los temas relacionados con la Unión Europea en la elección de la opción política en la que depositará su confianza, nueve puntos más que la media nacional, lo que denota un interés mayor entre los murcianos por los asuntos europeos que el existente en el conjunto de los españoles.

A la pregunta de ¿qué partido le gustaría que ganase las elecciones?, la opción más preferida es el PP, con un 27%, por delante del PSOE (17%), si bien los más numerosos (34%) son los que deciden no manifestar sus preferencias.

Sin embargo, y al margen de simpatías y lealtades, en lo que existen pocas dudas entre los murcianos es quién ganará los comicios del 25M: el 67,3% de los encuestados asegura que será el PP, mientras que solo el 7,7% confía en una victoria socialista en la Región. Incluso entre los votantes del PSOE (65,7%), de IU (55,3%) y de UPyD (89,1%) el pronóstico está claro, y son una amplia mayoría los que están convencidos de que los populares volverán a anotarse una victoria en las urnas.